Vídeos de bodas

Nuestro trabajo

Por lo que vemos estás buscando profesionales del sector de los vídeos de bodas para vuestro gran día y has pensado en nosotros. Muchas gracias, eso es un gran halago.

Todos sabemos lo difícil que es encontrar un verdadero profesional con experiencia que ofrezca un trabajo diferente, cargado de sentimientos y, sobretodo, captando la naturalidad de cada instante.

Cada vez sois más las parejas que buscáis vídeos de bodas que vayan más allá de lo tradicional. Estamos seguros que un aspecto esencial para recordar ese gran día es que os veáis a vosotros mismos. Nada de poses forzadas, de situaciones irreales. Por eso en Ojancovisión apostamos por la naturalidad. La magia que hay en cada momento que viváis será única e irrepetible. Por eso queremos estar atentos a cada situación pero sin interferir. De esta manera vosotros estaréis más tranquilos y, lo mejor de todo, disfrutaréis de vuestra gente como lo haríais en cualquier otra ocasión.

Queremos que todo quede registrado para que cuando lo veáis, verdaderamente, sintáis las emociones de aquel momento. Revivir la emoción de un padre, madre, hermano incluso abuelos al veros por primera vez vestid@s para esa ocasión tan especial, creemos que no tiene precio.

¿Cómo trabajamos?

La calidad de los vídeos de bodas no se miden por la cantidad de equipo técnico y/o personal que tienen sino por la capacidad de reflejar en tu vídeo todo lo que verdaderamente te importa a través de tu historia.

Todo vídeo de boda, desde nuestro punto de vista, debe contener la esencia de cada pareja. Lo mismo que no hay dos parejas iguales tampoco debe de haber dos bodas iguales. La esencia que marca la diferencia es saber qué historias contar y cómo contarlas.

Los vídeos de boda deben ser como el vino, deben ir mejorando con el paso del tiempo. Que después de varios años vuelvas a revivir, con tus seres queridos, todo lo que contiene el vídeo y que aún te emocione, que te haga reír, recordar y, sobretodo, permita mostrar a las nuevas generaciones parte de tu historia.

Si lo que buscas es un vídeo de boda que te haga emocionar por los momentos captados, por la historia que contemos, por reflejar la naturalidad sin poses y, además, que sea un reportaje diferente al resto de trabajos, será un placer ser vuestros videógrafos de boda.

Cada boda que hacemos es totalmente diferente a la siguiente y a la anterior. Nosotros nunca determinamos qué contará vuestro vídeo de boda, seréis vosotros, a través de una conversación, quien determinaréis que es lo importante para cada uno de vosotros. De esta manera será un trabajo personal y único. Un vídeo de boda irrepetible que ninguna otra pareja tendrá igual al vuestro.

Seguro que te estarás preguntando qué es lo que cubrimos. Es muy sencillo, todo. Desde las conversaciones con cada uno de vosotros hasta la fiesta, pasando por preparativos, conversaciones con las personas más cercanas a vosotros, ceremonia y celebración.

Una vez que ya sabes que cubrimos, la siguiente pregunta que te harás será ¿pero, qué me vas a entregar? Todos nuestros trabajos se entregan en una caja vintage personalizada y vuestro vídeo de boda en una memoria USB con la película en HD.

La siguiente pregunta que te estará pasando por la cabeza seguro que es esta, ¿cuánto duran los vídeos de bodas? Las largas sesiones de varias horas viendo un reportaje de boda se han acabado. Queremos que el vídeo sea visto varias veces cada vez que lo veáis. Incluso que si se lo enseñas a algún amigo que se quede enganchado y no ponga caras de aburrimiento viendo situaciones tan forzadas como, por ejemplo, la madre del novio dando un beso a su hijo pero inmóvil para que le hagan la foto. Tras muchas pruebas hemos encontrado la solución perfecta para la duración de nuestro trabajo. Una media de 35 minutos es el tiempo perfecto para que no pierdas la atención y te mantenga enganchado a la historia que hay dentro. Varias de nuestras parejas nos han comentado que lo han visto varias veces seguidas y que cada vez encuentran detalles nuevos. Ese es un gran halago para nuestro trabajo del cual nos sentimos plenamente orgullosos y por el cual luchamos cada día por ir mejorando y aportando nuevas ideas al vídeo de boda.

¿Qué más cosas nos diferencian del resto de videógrafos?

Me alegro que te hagas esta pregunta, porque en esta última parte te vamos a dar el resto de claves, a parte de las citadas anteriormente, que nos hacen únicos:

Atención rápida ante cualquier duda o sugerencia, a través de WhatsApp, correo electrónico o videollamada

A los pocos días de pasar vuestro gran día tendréis un pequeño vídeo donde disfrutar de los momentos más importantes de ese día

Somos dos videógrafos, podemos cubrir más cosas a la vez que si solo fuésemos uno

Te damos la posibilidad de que tengas todo el material grabado para que veas todo lo que grabamos aunque no haya sido usado para la edición del vídeo de boda

Pasamos desapercibidos en todo momento. Si evitamos llamar la atención, la magia de cada instante surgirá y nosotros estaremos ahí para capturarla

Te daremos toda nuestra confianza para que no te sientas nervios@. En un día como tu boda, cuantos menos nervios mejor

Cada historia es tratada con toda la dedicación, cariño y mimo que os merecéis

Solo hacemos un máximo de 20 bodas al año

Si quieres preguntarnos algo más o directamente reservar tu fecha antes de que te la quiten ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte. Recuerda en Ojancovisión siempre hacemos unas “bodas de narices”.